Reflejos primitivos

Son movimientos automáticos que se desarrollan en el útero materno, cuyo objetivo es conseguir un desarrollo óptimo del feto, ayudarle a atravesar el canal del parto, sobrevivir y adaptarse al nuevo entorno.
 
Estos reflejos deben dar paso a los reflejos posturales. Permitiendo así un adecuado desarrollo neurológico.
 
Si los reflejos permanecen activos pueden afectar al desarrollo de la persona, provocando dificultades de aprendizaje, de atención y/o concentración.
 
La terapia de reflejos primitivos consiste en la repetición de los patrones de dichos reflejos.
 
Con el objetivo de integrar los reflejos primitivos activos mejorando el desarrollo de la  persona.
 
Elíjanos, en Atenea Psicosalud & Psicoeducativo realizamos evaluaciones e intervenciones individuales y familiares. Nos encontramos en Collado Villalba.
Bebes acostados